fbpx

Ventajas de la formación online cuando estás trabajando

 En blog

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” Nelson Mandela.

Internet lo ha cambiado todo, de esto no tenemos ni la más mínima duda.

En el mundo académico, esto ha sido parte de su propia revolución: la formación online. Se ha cambiado el método y también las formas de hacerlo potenciando un mejor y mayor aprendizaje para los alumnos, evidentemente.

Las nuevas tecnologías mejoran considerablemente estos canales de formación siendo, en ocasiones, mucho más beneficiosos para la enseñanza. No obstante a ello, no significa esto un punto de ruptura entre la clase “convencional presencial” y la formación 100% en remoto.

¿Qué beneficios tiene la formación online?

La primera, obvia pero fundamental, es que el método online favorece la conciliación entre vida académica, laboral, personal y familiar.

El alumno no está sujeto a horarios, aulas y ni siquiera libros en papel. El ordenador, móvil o tablet son escuelas, disponibles en cualquier lugar y momento.

Esto facilita que el alumno elija sus estudios en función de sus preferencias y no de su lugar de residencia. También le permite acceder a cualquier cantidad de instituciones independientemente de la distancia física que les pueda separar.

Los contenidos, cómo aprovecharlos

Los contenidos online, a diferencia de los programas tradicionales, se actualizan constantemente.

Esto es una gran ventaja a la hora de estudiar áreas como: administración, marketing y publicidad, informática y programación, etc. Estos sectores están sujetos a cambios constantemente.

De esta forma, los estudiantes acceden a contenidos actualizados en tiempo real y tienen la certeza de la validez de los mismos.

Por otro lado, los contenidos online ofrecen un acceso ilimitado, de manera que los alumnos pueden repasar sus clases, recibir notificaciones en tiempo real sobre sus progresos o buscar recursos complementarios con total libertad.

Qué más ofrece la formación online

Aprender es un proceso libre

Es poco efectivo obligar a alguien a formarse en temas por los que tiene escaso interés. En el caso de la formación online es el alumno quien busca cuáles son los contenidos que necesita para el desarrollo de su vida personal o su carrera profesional.

Aprende a tu ritmo

Cuando quieras y/o puedas, los contenidos siempre están accesibles para que puedas compatibilizar el aprendizaje con tu vida personal o laboral. Puedes repasar tantas veces como sea necesario los conceptos a lo largo del tiempo, al contrario que en la formación presencial, puedes acceder a los contenidos siempre que lo necesites.

Derriba las barreras físicas

Puedes acceder en remoto a los contenidos que desees, tan sólo necesitas conexión a internet. Este aspecto es fundamental si hablamos de personas que viven en sitios lejanos a los centros de estudio y también de personas con movilidad reducida.

Democratiza la educación

Puedes acceder a los contenidos que desees, con el docente que prefieras, independientemente de tu ubicación geográfica.

Es más económico (gratis en nuestro caso)

Ahorras costes de desplazamiento, instalaciones, el coste asociado es el de un dispositivo con conexión a internet.

Aprender es una actividad social

En la formación online tienes la oportunidad de compartir con otras personas, que pueden ser de distintas culturas y nacionalidades, con las que coincides en interés por lo que estás estudiando.

Este punto enriquece tu experiencia formativa, además del incremento de motivación que supone participar activamente de tu proceso de aprendizaje.

La formación online está tutorizada

Al contrario de lo que muchos piensan, cada vez es más frecuente encontrar plataformas que facilitan formas de contacto directo con el docente, algunas en remoto (mensajes directos, correos electrónicos, etc…) son más privadas, pero también online (chats, webinar, etc…).

En nuestro caso, los cursos cuentan con la tutorización al 100%.

Además de esto, es bastante frecuente que el tutor del curso realice periódicamente un seguimiento de cómo evolucionan sus alumnos.

Existen infinidad de recursos a tu disposición

Al desarrollarse a través de internet, siempre es posible ampliar los conocimientos en la materia accediendo a material complementario que puedes encontrar en la red.

Aprender es divertirse

Al desarrollarse la formación online en un entorno 100% virtual, las posibilidades de conseguir resultados son muy elevadas ya que cuentas con muchos recursos para ello: vídeos, animaciones, etc…

Finalmente, por qué realizar cursos online

En los últimos años, las escuelas online se han esforzado por agilizar trámites administrativos como la admisión, matrícula y otras gestiones, convirtiéndose en un eficaz engranaje que ahorra tiempo al alumno y le permite centrarse en sus estudios.

Los campus virtuales son cada vez más sofisticados y ofrecen una experiencia de aprendizaje totalmente nueva.

Aunque la formación online existe desde hace años, es un proceso en continua evolución.

De momento, nos encontramos ante diferentes cambios tecnológicos, disciplinares y de mentalidad que conducen hacia una mayor integración del conocimiento en las plataformas online.


Si necesitas más información o que aclaremos cualquier duda sobre tus estudios online, ¡déjanoslo en los comentarios!

Suscríbete a nuestro blog y recibirás cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Artículos publicados recientemente

Dejar un comentario